Logo Dahler

Mallorca

España

¿Cuáles son los gastos corrientes de una vivienda en España?

Cualquiera que compre una propiedad en España también debe ser consciente de todos los gastos corrientes y los impuestos recurrentes.

Impuestos

El primer impuesto que hay que pagar es el impuesto sobre bienes inmuebles, que se abona anualmente. Se paga al municipio y se calcula en función del valor catastral, que varía de un municipio a otro. Puede esperar entre un 0,4% y un 1,1% del valor catastral. La valoración catastral tiene en cuenta tanto el valor del terreno como el del edificio, dependiendo del tipo, la ubicación y el uso.

Las personas que utilizan por sí mismas una propiedad en Mallorca también deben pagar un impuesto sobre la renta simplificado a la Agencia Tributaria española. El uso propio se valora a efectos fiscales como renta ficticia de alquiler. Se calcula un valor de uso ficticio del 2% o del 1,1% del valor catastral. Esto depende de si el valor catastral se determinó antes o después del 01.01.1994. El impuesto sobre la renta se paga sobre el 24% de esta base imponible.

Tanto los residentes como los no residentes están sujetos al impuesto sobre el patrimonio. La cuantía para los residentes se determina en función del patrimonio neto mundial existente a 31 de diciembre de cada año natural. Los no residentes, por su parte, tienen una sujeción limitada, lo que significa que el impuesto sólo grava aquellos bienes y derechos que se utilizan en España. Los bienes inmuebles están exentos del impuesto sobre el patrimonio hasta un valor de 300.000 euros, y los demás bienes tienen un importe exento de 700.000 euros.

Gastos corrientes

Además de los impuestos recurrentes, también hay gastos corrientes como el agua, la recogida de basuras, la energía, el seguro y el mantenimiento de la propiedad.

Las tasas municipales de recogida de basuras las fijan las autoridades locales en función de la propiedad y deben abonarse cada seis meses. En el caso de un piso, el importe oscila entre 150 y 180 euros. Para un chalet más grande, hay que calcular en consecuencia más.

Si contrata a un empleado doméstico a tiempo completo, puede esperar un salario de entre 900 y 1.400 EUR, más unos 160 EUR de tarifa plana de seguridad social. En cambio, los ayudantes a tiempo parcial cobran por hora una media de entre 10 y 15 EUR.

En el caso de los jardineros que trabajan por horas, la media es de unos 15 EUR a 20 EUR. El salario de un jardinero a tiempo completo es de unos 1.100 a 1.400 euros al mes, más aproximadamente un 40% de costes laborales no salariales. En los pisos y adosados, el mantenimiento de los jardines comunitarios forma parte de los gastos comunes.

El consumo de agua se cobra cada tres meses en función de los contadores de agua, mientras que la electricidad se cobra cada dos meses. No obstante, siempre se cobra un importe básico, aunque no se utilice la vivienda. El cálculo de este importe básico se basa en un factor de consumo de electricidad que teóricamente podría alcanzarse si la propiedad consumiera energía a pleno rendimiento.

Contribuciones a la comunidad de propietarios

Una comunidad de propietarios es una asociación de personas formada por los propietarios de los pisos de un edificio o los propietarios de las casas de un complejo de apartamentos. Esta asociación es responsable de la propiedad, el mantenimiento y la conservación de los componentes de la propiedad común de un edificio o complejo de viviendas. Los gastos se dividen en porcentajes. Además, en una junta anual de propietarios se fija un presupuesto para los gastos anuales de la comunidad. Esto incluye el sueldo y la seguridad social del conserje, el mantenimiento de los jardines, el mantenimiento de los ascensores, las reparaciones del edificio, la recogida de basuras, los gastos de agua para regar los jardines, los gastos de electricidad para iluminar las zonas comunes, el seguro del edificio, el sistema de control de seguridad y los gastos de administración.